Los robots y la inteligencia artificial pueden ayudar a los niños con autismo

  • Autor de la entrada:
  • Categoría de la entrada:tecnologia

«Cuando finalmente logré que el robot dijera algo, Juanito no solo repitió lo que el robot decía, sino que me miró, miró al robot y me volvió a mirar para comprobar si estaba viendo lo que él estaba viendo; como madre de un niño con autismo que no te mira a los ojos, ese fue el momento más increíble de mi vida».

Lisa Armstrong recuerda perfectamente lo que sintió aquel día de principios de 2016, y no olvida todo lo que ocurrió antes, desde que adoptó a ese niño con desnutrición en Honduras, donde vivió como misionera por casi 14 años.

Juanito tenía 13 meses y había sido diagnosticado con microcefalia y varios problemas en el desarrollo, pero esta enfermera que atiende la llamada del periódico no sabía que al volver a Estados Unidos con él se encontraría además con un diagnóstico de autismo.

El trastorno del espectro autista (TEA) afecta, aproximadamente, a uno de cada 100 niños -según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS)- y se caracteriza por diversos grados de dificultad en la interacción social, la comunicación y el comportamiento social

«Yo estaba en una situación muy delicada con Juan y me sentía completamente desesperanzada, pero una compañera de trabajo en el hospital me mostró un video de un niño con autismo interactuando con un robot llamado Nao».